Mascota Guía
Perros | Razas de perros

Perros

Desde años inmemoriales, el hombre se ha aprovechado de su “superioridad intelectual” para domesticar a una gran cantidad de especies del reino animal, ya sea para alimentarse, o para que estos realicen las labores más complicadas.

Sin embargo, ciertos animales han logrado ganarse el cariño, el respeto y la confianza de las personas, convirtiéndose así en lo que hoy se conoce como “mascotas”. Para muchos una mascota puede representar algo más que una compañía, son amigos, confidentes y hasta miembros honorables de su familia. Son muchas las historias de animales que le han salvado la vida a sus amos.

Así mismo, dentro de todo el reino animal existe una especie en particular que se ha robado el corazón de millones y millones de personas a lo largo de la historia, recibiendo el apodo de “el mejor amigo del hombre”. No solo por su alegría y entrega incondicional, sino por su gran fidelidad e increíble capacidad de aprendizaje; el perro es considerado, por muchos, la mascota predilecta.

Provenientes de la familia de los lobos, los primeros perros comprendieron que podían tener una mejor vida asociándose con los humanos, debido a que estos les administraban una alimentación constante. Estudios indican que existen restos de canes asociados a civilizaciones que datan de unos 14.000 años de antigüedad.

De esta manera, estos simpáticos cuadrúpedos se esparcieron por todos los continentes del planeta, dando origen un sinfín de nuevas razas con tamaños y características particulares. En la actualidad existen alrededor de 349 razas, muchas de estas se originaron de forma natural y otras fueron creadas por el hombre.

¿Te gustaría saber un poco más acerca de estos nobles animales?

Características de los perros

  • Cuerpo: en relación a su anatomía interna, los perros poseen los mismos órganos que la mayoría de los mamíferos, un sistema óseo, muscular, nervioso, circulatorio, respiratorio, digestivo y excretor. Son cuadrúpedos, es decir, se desplazan en 4 patas, impulsándose con sus patas traseras, las cuales son más fuertes. Todos los perros nacen con cola y la función de la misma es brindarles mayor equilibro, también les sirve para comunicarse.

La raza más pequeña que existe son los “Chihuahua” y miden entre 15 y 24 cm, la raza más grande son los “San Bernardo”, con una estatura máxima de 90cm en los machos. En relación a los años de vida, las razas pequeñas pueden vivir hasta los 16, mientras que los más grandes generalmente solo llegan a los 8 años.

  • Pelaje: dependiendo de la raza, pueden tener una o dos capas de pelo. En el caso de poseer dos, la primera es mucho más suave, y la segunda es gruesa y exuberante. Todo esto para proveer de calor al perro. Existen pelajes de diversos tipos: cortos, largos, lizos, ondulados, duros, sedosos, de poco pelo, bastos, etc.
  • Sentidos: el oído de los perros es mucho más sensible que el de los seres humanos, ya que percibe sonidos, tanto agudos como graves, que para los seres humanos son irreconocibles. Además, las orejas de los canes poseen más de 18 músculos que localizan con gran facilidad la fuente de estos.

El cerebro de los perros funciona, en su mayoría, en relación a su olfato, puesto que estos poseen en su húmeda nariz entre 150 y 200 millones de terminaciones olfativas que les permiten reconocer 100 veces más olores de los que perciben los humanos.

Aunque estas mascotas tienen una prominente lengua, su sentido del gusto no es tan bueno, se relaciona con la intensidad de los sabores y, en la mayoría de los casos, depende de su olfato.

Su visión es muy similar a lo que los seres humanos denominaron como daltonismo, los perros perciben tonos amarillos y azules, más no rojos, y los espectros verdosos los ven grises. No obstante, esto depende de la raza. Poseen muy buenos reflejos y un campo de visibilidad de 250 grados. El gran tamaño de sus pupilas les permite ver bien en lugares oscuros.

El tacto, para estos animales, es un medio de comunicación que aprenden desde cachorros cuando sus madres empiezan a lamerlos y a estimularlos.

  • Capacidad mental: el can es catalogados como uno de los animales más inteligentes del planeta por su capacidad de entender los estímulos que perciben a través sus sentidos. Luego, logran recordar estos estímulos y de esta forma aprenden. Los perros también son capaces de reconocer palabras y sonidos, como: los nombres de cosas, ordenes, silbidos, chasquidos, entre otros. El tiempo que tardan los perros en aprender comandos les ha permitido a las personas medir el nivel de inteligencia de las diferentes razas.
  • Comportamiento: los perros son muy expresivos, en la mayoría de las ocasiones dan a entender lo que les ocurre con ciertos movimientos corporales, aperturas en su mandíbula, posiciones de las orejas, sonidos y actitudes. Estas reacciones van de la mano con las emociones que siente la mascota, siempre intentan expresar lo que les sucede.
  • Convivencia: dependiendo de la raza, existen perros más dóciles que otros, no solo por su capacidad para relacionarse con los humanos, sino para coexistir con otros perros. En muchas ocasiones, el comportamiento de los mismos depende de la forma en la cual fueron criados, es decir, lo que se le enseñó o no al can de cachorro.

¿Qué comen los perros?

Al ser descendientes de los lobos, los perros son animales netamente carnívoros, es decir, se alimentan principalmente de carne. Ahora bien, debido a su convivencia con los seres humanos, los perros aprendieron a comer diversos tipos de vegetales y frutas, los cuales les otorgan beneficios para su salud. Estos son: manzana, pera, plátano, lechosa, melón, sandía, tomates rojos, zanahorias, pepinos, papas, lechuga, pimientos, calabaza, apio. No obstante, la ingesta de ciertos vegetales debe ser moderada.

De esta manera, el hombre creó una gran gama de alimentos preparados para canes los cuales están divididos en dos tipos: por un lado, se encuentran los alimentos secos, como la perrarina que son suplementos alimenticios completos; y por el otro, están los alimentos húmedos, como los enlatados que son carnes enriquecidas con nutrientes. Una de las ventajas que ofrece este tipo de comida, es que en la mayoría de los casos están subdivididas dependiendo de las características de su perro, es decir, existen alimentos para canes de diferentes edades, tamaños y contexturas.

Muchas personas acostumbran a darles comida de humanos a sus mascotas, si bien es cierto que a ellos les encanta, algunos condimentos y golosinas son nocivos para su salud. Por ejemplo: el azúcar les genera problemas cardiacos y circulatorios; y la sal generalmente no logran expulsarla con facilidad, por lo tanto, esta se queda en el organismo causando problemas digestivos.

La mejor forma de alimentar a las mascotas es mezclando vegetales, cereales y carnes que les favorecen, preparados preferiblemente sin sal, con comidas industrializadas (perrarina, enlatados, etc), ya que así estos obtendrán todos los nutrientes que necesitan para tener una vida saludable. Los cachorros generalmente se alimentan constantemente durante todo el día, para los adultos, dos comidas al día es más que suficiente.

Otro elemento indispensable en la ingesta de los perros es el agua, ya que esta forma parte de la digestión y del funcionamiento de todo su cuerpo. Para que un perro este completamente saludable, su hidratación debe ser proporcional a la actividad física que realiza y al clima en el que estos se encuentren, a mayor actividad física mayor ingesta de agua, a mayor temperatura, mayor hidratación. El consumo de líquido de un perro es directamente proporcional a su consumo de alimentos, si un perro no toma suficiente liquido empezará a comer menos.

¿Dónde viven los perros?

En la actualidad la mayoría de los perros del planeta viven en las casas con sus amos. Los seres humanos adquieren a sus mascotas dependiendo de sus necesidades y del espacio que estos pueden brindarles. Por lo general aquellos que poseen cuadrúpedos pequeños viven en departamentos y espacios reducidos, en estos casos la relación que existe entre ambos termina siendo muy cercana y el animal acompaña al amo a donde quiera que vaya.

Los que poseen perros más grandes, en su mayoría, son personas que tienen casas y pueden ofrecerles espacios más amplios para que estos habiten porque en espacios reducidos no pueden correr ni ejercitarse como deberían. Sin embargo, la solución para aquellos que viven en departamentos y desean tener un perro gigante, puede ser: sacar a pasear a su perro entre 2 y 3 veces por día, esto los ayuda a mantenerse sanos y les permite liberar el estrés.

Los canes salvajes casi siempre viven en manadas o en pequeños grupos, son difíciles de domesticar y se esconden, por lo general, en cuevas o madrigueras que les ofrece la naturaleza.

¿Cómo nacen los perros?

Las hembras entran en celo, dependiendo de la raza, cada 5 o 10 meses y suele durar entre 8 y 15 días. Durante este tiempo la perra se encuentra en su periodo de fértil, es decir, al ser montada por un macho es muy probable que quede embarazada.

El tiempo de gestación de un perro inicia inmediatamente después del apareamiento. Dependiendo de la raza puede variar entre 52 y 68 días. Durante esta etapa la hembra debe recibir una alimentación adecuada que garantice la salud de los embriones. Para verificar si la perra está embarazada se puede realizar un eco entre los días 24 y 31 después del encuentro. Este examen permite observar el estado en el que vienen los fetos y ayuda a prever algunos riesgos que podría correr la madre.

Algunas razas llegan a tener solo 1 o 2 cachorros, sin embargo, pueden existir madres de razas superiores que tengan hasta 15 crías, todo depende del tamaño de la perra.

Al momento del parto, lo mejor es dejar a la hembra en un lugar tranquilo y sola, y en la medida de lo posible no intervenir para que esta no se estrese, pero siempre vigilando la situación. La duración de este es indeterminada, ya que depende de cada cuanto tiempo la perra dé a luz a un cachorro, puede ser casa 15 minutos y quizás hasta cada 6 horas, depende de la mascota.

Una vez expulsado el cachorro, la madre seguirá sus instintos lamiéndolo para estimular su respiración y cortando el cordón umbilical con sus dientes. La hembra también mueve a los cachorros hasta sus mamas para que se alimenten inmediatamente después del nacimiento.

Ahora bien, existen casos en los que la madre actúa de forma atípica, no haciéndose cargo de sus crías. Si esto ocurre, lo mejor es llamar inmediatamente al especialista y seguir las indicaciones que este te dé.

Cuidados de un perro:

A continuación, se presentarán algunos de los cuidados básicos que debes tener con tu mascota:

  1. Vacunas: lo más responsable que puede hacer un dueño para con su mascota es mantener todas sus vacunas al día. Si un perro no está vacunado no debe tener contacto con otros animales. Lo mejor es vacunarlos después del primer mes de nacidos.
  2. Esterilización: para los machos, este proceso ayuda a preveer el cáncer de próstata, también evita conflictos territoriales y hormonales, como la monta. En las hembras elimina el celo y la posibilidad de contraer cáncer de útero y ovarios. También prevé el cáncer de mama.
  3. Prevención de parásitos: es recomendable desparasitar a tu mascota cada 3 meses, dependiendo de con qué frecuencia este salga a la calle. También debes tener cuidado con parásitos de la piel como pulgas y garrapatas, los cuales son una constante amenaza. Por suerte existen productos que protegen a los perros de estas plagas, como los baños medicados, los collares anti pulgas y las pipetas.
  4. Higiene: no debes bañar a tu amigo obligatoriamente 1 vez al mes, basta con cepillar su cabello una vez al día, con peines de cerdas metálicas. Algunas razas necesitan cortes de cabello, este dependerá de sus amos. Los animales que viven en departamentos generalmente necesita cortes de uñas. También es recomendable limpiar las orejas de los animales, esto ayuda a evitar infecciones.
  5. Alimentación: como se mencionó anteriormente, los cachorros deben tener alimentos a su disposición 3 veces al día, al crecer solo son necesarias 2 porciones de mayor tamaño.

Adiestramiento de un perro

Es mucho más sencillo entrenar a un cachorro que a un perro en su estado de adultez, no obstante, tampoco es imposible entrenar a perros de avanzada edad. El secreto está en la relajación, el mejor momento de enseñar a tu perro es cuando esta relajado, después de correr, de pasear, de liberar estrés.

La mejor forma es mediante la repetición y la utilización de lenguaje sencillo, ya que los perros memorizan con mayor facilidad las palabras bisílabas. Otro elemento que puede ayudar al momento de entrenar a tu peludo amigo es el otorgamiento de premios y la implementación de castigos, ya que estos contribuyen a reforzar y eliminar conductas.

[orbital_cluster tags=”107″ order=”DESC” orderby=”date”]

Tipos de perros

Los perros se pueden subdividir de una manera más sencilla dependiendo de sus tamaños. Hay perros enanos, pequeños, medianos, grandes y gigantes.

  1. Enanos: en su mayoría suelen pesar como máximo 5 kilos. Algunas de las razas que entran dentro de esta categoría son las siguientes: Bichón Maltés, Pinsher, Chihuahua, Pomerania, Yorkshire Terrier, Poodle Mini Toy, entre otros.
  2. Pequeños: dentro de esta sección se encuentran las razas que pesan entre 5 y 14 kilogramos. Los especímenes más representativos de esta sección son: Beagle, Cocker Spaniel, Lhasa Apso, Schnauzer, Pug, Shitzu, Poodle Toy, Bulldog Francés, entre otros.
  3. Medianos: para algunos, los perros que entran en esta clasificación son grandes, con pesos que oscilan entre los 14 y los 25 kilos, no obstante, en comparación con otras razas se puede decir que no son tan grandes. Los perros más famosos en esta categoría son: Bulldog Inglés, Dálmatas, Basset Hound, Husky Siberiano, Perro Boxer, Pitbull, Samoyedo, entre otros.
  4. Grandes: si bien es cierto que estas razas son muy imponentes, no llegan a ser las más grandes sobre el planeta. Su peso se encuentra entre los 25 y los 50 kilos y las razas más sobresalientes son las siguientes: Akita Japonés, Akita Americano, Doberman, Dogo Argentino, Golden Retriever, Pastor Alemán, Rottweiler, entre otros.
  5. Gigantes: en esta última clasificación se encuentran perros que pesan más de 50 kilos. Las razas más conocidas son: Dogo de Burdeos, Fila Brasilero, Gran Danés, Mastín Inglés, Mastín Tibetano, San Bernardo, entre otros.

Ahora que conoces un poco más acerca de estos fieles e increíbles amigos, puedes correr para conseguir el que más te guste y el que crees que más se parece a ti. La compañía que ellos le ofrecen al hogar es única; nada en el mundo se compara con recibimiento amigable de un perro. Muchos dueños afirman que sus mascotas sienten cuando algo les ocurre y hacen hasta lo imposible por alegrarlos, el vínculo que existe entre un perro y su amo es algo que nadie ni nada puede separar.