Mascota Guía
Precio del Mastín napolitano

Mastín napolitano

Mastín napolitano
Calificar este artículo

La palabra que puede definir al Mastín Napolitano es: majestuosidad. Un perro imponente, fiel, guardián y cariñoso, que te brindará todo su amor y resguardo a cambio de tus cuidados. Este animal posee una historia fantástica, que te hará amar y tener a un baboso como este en tu hogar.

Historia del Mastín napolitano

Esta casta es originaria de Europa, y es descendiente del Mastín Tibetano, uno de sus más antiguos herederos de raza.

El comienzo de esta especie, se traslada a Grecia, donde el mismo Alejandro Magno, los trajo desde la India, hacia el año 300 a.C. Esta raza se hizo popular tanto en griegos como romanos, y estos últimos los utilizaron en luchas en el circo.

Etimológicamente el nombre de Mastín napolitano vendrá, de “macizo”, esto debido a su contextura.

Según se conocen otros orígenes de esta raza, el Mastín Napolitano, fue trasladado a Britania directamente por los fenicios hacia el año 500 a.C., y desde allí se realiza entonces su comercialización hacia Europa.

 

Este animal era entonces entrenado para luchar contra animales de mucho más tamaño que el mismo, como lo son tigres, osos, leones. También fue amaestrado para pelear contra gladiadores en la guerra.

 

Características del Mastín napolitano

El Mastín napolitano se caracteriza por ser un perro de gran tamaño, fuerte, y con mucha piel, mirada intensa y serena.

Sus orejas son pequeñas y puntiagudas, en forma de triángulos, que cuelgan levemente hacia debajo de su cabeza.

La cola mediana, gruesa desde el inicio, haciéndose más fina hasta el fin. En algunos países aún está permitido el mutilar la cola con fines estéticos.

Camina lento, debido a lo pesado de su cuerpo, lo que no significa que el perro sea lento en cuanto a su estado de alerta.

Su cabeza es muy grande y cuadrada, y posee el pecho ancho, en proporción con su cuerpo. El Mastín napolitano puede llegar a pesar un máximo de 70 kg, y mide como máximo de 75 cm.  Su tiempo de vida puede ser de ocho a diez años de edad.

El pelaje suele ser corto, liso, y grueso. Y sus colores más comunes son el gris, y el negro, aunque existen ejemplares color amarillo oscuro con blanco, y marrón.

Su piel es una de las principales características en esta raza, ya que esta es muy arrugada, en la zona de la cara, cuello, y patas, también en ciertas ocasiones en el área del abdomen. Se divide en muchos pliegues, estas dan la impresión que el perro se derrite.

Cuidados del Mastín napolitano

A consecuencia del tamaño del Mastín Napolitano, requiere una alimentación mayor, en cantidad, como en calidad, para satisfacer todas las necesidades que un gran perro requiere.

En relación a los pliegues de su piel se debe tener un excesivo cuidado, limpiar los pliegues de su cara una vez que se alimentan. También se debe realizar el baño constantemente e higienizar el resto de sus arrugas para evitar que se generen focos de infecciones.

El resto de cuidados, son los que normalmente se suelen tener para los canes, como lo son sus chequeos veterinarios constantes y vacunas correspondientes.

Acerca de su salud

Este tipo de razas suelen gozar de un excelente estado de salud, siempre y cuando se le presten las atenciones adecuadas y en el tiempo estimado.

Es recurrente que, en las razas de perros grandes como el Mastín Napolitano, pueda correr el riesgo de sufrir de displasia de cadera, o artritis.

Debido a una de sus características más prominentes como lo es su piel, puede llegar a presentar problemas cutáneos y si no se le presta el debido cuidado. Sin embargo, fuera de este problema que puede ser manejado, el perro no sufre por la forma de su piel.

Comportamiento del Mastín napolitano

A pesar de su aspecto es un perro extremadamente tranquilo, dócil, pacífico y cariñoso, inteligente y muy amistoso.

En cuanto a la agresividad, un perro de esta raza solo atacará si se ve en peligro o si su amo emite la orden, de resto no se tendrá nada que temer por parte de este can.

El Mastín napolitano posee un gran instinto de protección, debido a que sus antepasados eran perros guardianes, y genéticamente aun poseen esta cualidad intrínseca.

Es un perro muy noble y obediente, y regularmente suele ser tímido. Se les es complicado psicológicamente los cambios.

Se le puede acostumbrar desde cachorro a sociabilizar, ya que tiende a ser retraído con los extraños, sin embargo, con una educación temprana, puede llegar a tolerar a los desconocidos sin mayores problemas.

Será sumamente fiel a su amo, lo considerará como su universo y seguirá a donde quiera que vaya, para este perro no hay mejor compañía que la de su amo.

El Mastín napolitano se lleva muy bien con los niños, sin embargo, se debe ser precavido en cuanto a su peso, ya que puede dañar sin intención alguna a los pequeños.

Educando a un Napolitano

Ya que estos tardan más en madurar, tarda de igual manera el proceso de educación, sin embargo, es importante hacerlo desde temprana edad, para que cuando estén adultos no ocasionen ningún tipo de inconvenientes.

Este can perseguirá aquello que vea moviéndose con rapidez, automóviles, motorizados, conejos, gatos, etc., en relación a ello es importante que se le brinde una corrección adecuada a esta conducta.

En cuanto a su afición por mascar, también se debe adiestrar correctamente, y brindar los juguetes necesarios para que muerda solo los juguetes indicados.

Algunas curiosidades

  • Los Mastín napolitanos babean por doquier, debido a su piel arrugada u extensa.
  • Les encanta nadar.
  • Fanáticos de morder objetos.
  • Son perros cariñosos y fieles.
  • Se agotan muy rápido debido a su peso.

¿Dónde comprar, y cuáles son sus precios?

En distintos portales web puede llegar a encontrar gran variedad de perros de esta raza, diversos géneros y edades, sus precios oscilan entre 400 € y 800 €. Si se decide por adquirir un ejemplar a través de esta vía se debe prevenir que el perro goce de una buena salud.

 

De igual manera también puede adquirirlos a mediante una serie de criaderos especializados, donde podrá escoger entre la gran variedad, teniendo la oportunidad de visitar personalmente a los perros.

Fotos del Mastín napolitano